Hoy, hemos sujetado unos petos de ladrillo con ayuda de unas correas fabricadas en obra.El peto se encontraba completamente fisurado y con peligro de desprendimiento, por lo que se decidió hacer unas correas que traspasasen el muro y pudieran sujetar la escuadra del mismo, de esta forma se impediría que pudiera caerse a la vez que se limita el movimiento y la ampliación de la fisura.

Una vez sujeto se procedió a sanear la grieta dejándola limpia de impurezas y de restos de mortero para así poder sellarla por el interior y el exterior del muro con masilla de poliuretano.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
Share This